Los 8 motivos más comunes del llanto de un niño durante los primeros 6 meses de vida

llanto de un niño

Existen un conjunto de motivos para el llanto de un niño durante los primeros 6 meses de vida, si te encuentras en la situación de que tu hijo llora de forma desconsolada, comprueba que ya has cubierto las necesidades que exponemos a continuación:

  • Tiene hambre: suele ser uno de los principales motivos del llanto de un niño durante los primeros 6 meses de vida, además de ser el motivo más sencillo de remediar. Como puede imaginarse, el hambre sólo se puede calmar con la leche, el chupete puede ser una ayuda hasta que el biberón esté listo o la madre preparada para amamantarle.
  • Le duele algo: el llanto por dolor también es normal durante los primeros seis meses de vida, aunque es un llanto difícil de identificar porque aun niño tan pequeño no se le puede preguntar que le duele.
  • Está expuesto a estímulos muy fuertes: los estímulos fuertes como el ruido muy alto, demasiada luz, manos heladas, agua demasiado caliente, gritos, etc. puede provocarle el llanto.
  • Se hacen los estímulos cuando no toca: hay una serie de estímulos que pueden gustar o no al bebé dependiendo cuando se realicen, por ejemplo, si tiene hambre o sueño y en ese momento se intenta hacer un juego que normalmente le gusta con él, seguramente se pondrá a llorar.
  • Está desnudo: algunos padres primerizos piensan que sus hijos lloran al desnudarlos porque no saben desvestirlos de forma correcta, la realidad es otra, y es que la mayoría de niños pequeños lloran al estar desnudos por qué echan en falta el contacto de la ropa con su piel. Normalmente al volver a vestirlos dejan de llorar.
  • Siente frío: si el recién nacido siente frío no dejará de llorar hasta que entre en un lugar dónde cálido.
  • Los temblores y las sacudidas: muchos niños suelen despertarse sobresaltados por sus propias sacudidas y temblores mientras duermen.
  • Necesitan contacto físico: es posible que llore si necesita sentir contacto físico con alguien. No debe confundirse cogerle en brazos a mimarle demasiado, durante los primeros meses de vida, este contacto físico para un niño pequeño es imprescindible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguenos de cerca
fans
Seguidores
+1 0 fans