La importancia de las comidas en los niños

comidas en los niños

En ocasiones los padres por falta de tiempo, de dinero o porque no saben cómo conseguir que el niño se lo coma todo desisten y no abastecen a su hijo con el numero de comidas que necesitan para un correcto crecimiento y un buen estado de salud sin déficits nutricionales.

Lo ideal sería que los niños pudieran hacer un mínimo de cuatro comidas al día: desayuno, almuerzo, merienda y cena. Dependiendo de los horarios se puede añadir una pequeña comida a la media mañana y/u otra antes de irse a dormir.

El desayuno es la primera comida que se realiza al día, y como se llevan horas sin comer tiene que ser lo más completa posible. Lo ideal sería aportar los tres macronutrientes, hidratos de carbono, proteínas y grasas, aunque no siempre se cumple.

Un desayuno adecuado debería estar compuesto básicamente por:

Lácteos: Leche, yogur o queso.

Farináceos: Cereales de desayuno, pan o galletas.

Fruta: principalmente piezas de fruta entera o sino zumos naturales.

El desayuno contribuye a una adecuada distribución de la energía a lo largo del día, ayuda a alcanzar los requerimientos nutricionales y mejora el rendimiento tanto físico como intelectual.

El almuerzo o la comida del mediodía es la más importante del día en cuanto a cantidad y variedad de alimentos. Se deberían incluir alimentos de los diferentes grupos y utilizar técnicas culinarias variadas. Se puede ofrecer un plato único o en forma de primero y segundo, pero tendría que incluir farináceos, cárnicos y verduras. Además habría que añadir el postre que bien podría ser una pieza de fruta o un lácteo.

La merienda permite complementar las raciones de alimentos que nos falten a lo largo del día, como pueden ser del grupo de los lácteos o de las frutas.

La cena se define de manera similar a la comida pero con un aporte energético inferior y elaborado con preparaciones de más fácil digestión.

Finalmente hay que recordar que la bebida fundamental es el agua, ya sea en las comidas o entre ellas, y sobre todo hay que vigilar con el consumo de los zumos azucarados y los refrescos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguenos de cerca
fans
Seguidores
+1 0 fans