Claves para una buena relación entre maestros y padres

 relación entre maestros y padres

Educar, es una tarea que deben llevar a cabo padres y maestros a la par. La educación de un niño es una responsabilidad compartida y aunque la misión de unos y otros es muy parecida, pueden tener matices que sean muy diferentes. Aunque ambos deben coordinarse para llegar al mismo objetivo, no se puede esperar de los maestros que asuman responsabilidades que en realidad deben asumir los padres, de la misma forma que no se les puede pedir que se conviertan en represores si los padres han decidido adoptar una actitud positiva. Por ello, que exista una buena relación entre maestros y padres, es imprescindible.

A continuación os presentamos las claves para tener una buena relación entre maestros y padres:

  • La clave de oro a la hora de tener una buena relación entre maestros y profesores es el del diálogo, estar al día de lo que pasa en la escuela e interesarse, es la mejor forma de que esta relación sea positiva y tenga su evolución en el tiempo.
  • Las diferencias entre padres y maestros y la desautorización de unos sobre otros es negativo para la educación del niño ya que lo único que consigue es la confusión y desorientación del niño que no comprende estas divergencias.
  • Padres y maestros son educadores y tienen sus propias responsabilidades, cada cual debe asumir sólo su rol, sin interferir en el del otro.
  • Es posible que existan puntos de vista distintos entre padres y maestros, esto no tiene que ser un problema siempre que el asunto se trate en privado, sin el niño delante, y de forma constructiva y respetuosa. Hacer uso de la sinceridad de forma educada por el bien de nuestro hijo, es la mejor manera de tratar las diferencias.
  • Tanto padres como maestros tienen que ser capaces de reconocer sus propios errores para saber rectificarlos a tiempo.
  • Aunque a veces la educación se convierta en una tarea compleja, nunca debe renunciarse a ella, por mucho que sea más cómodo no hacer nada y dejarse llevar.
  • Los padres no pueden renunciar a hacer de guías de sus hijos, ya que éste es precisamente su principal cometido como padres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguenos de cerca
fans
Seguidores
+1 0 fans