Abuelos, ¿deben aplicar nuestras normas?

Abuelos, ¿deben aplicar nuestras normas?

Con frecuencia se habla de la necesidad de que los abuelos sigan las mismas reglas y normas que los padres, de esta manera su educación será más sencilla y menos conflictiva. Sin embargo, la realidad es que los abuelos suelen ser diferentes a los padres. La mayoría de los abuelos son más permisivos y miman más a sus nietos, y eso no está mal, al fin y al cabo es su función. Lo importante es que los abuelos compartan nuestros criterios y nuestros valores, para que nuestros hijos crezcan con unas convicciones fuertes e inalterables, sin embargo, ¿hasta qué punto deberían los abuelos seguir nuestras normas?

Padres y abuelos deben compartir ciertos criterios que hagan que los niños comprendan que es lo que está bien y lo que está mal, sin embargo, no todo el mundo actúa de la misma forma, el mundo está lleno de personas que son diferentes, y el hecho de que los abuelos lo sean, forma parte de esta normalidad. Esto no tiene por qué afectar a la educación que le demos a nuestros hijos en casa, ya que normalmente entienden que no están en el mismo sitio y que en cada lugar debe cumplir unas reglas determinadas. Lo mismo ocurre en el entorno de la escuela, los niños saben que hay unas normas específicas que deben cumplir, por mucho que no sean las mismas que sigan en casa.

En todo caso, debemos dejar que los abuelos puedan consentir dentro de unos límites a nuestros hijos, lo importante es compartir los criterios sobre su educación. Por ejemplo, está bien que dejemos nuestros hijos en casa de los abuelos unos días durante las vacaciones, y sabemos que en casa de éstos no comerán lo mismo que en casa ni seguirán exactamente la misma rutina, pero está bien que les demos unos patrones de sus horarios, hábitos de comida, sueño, aseo, etc. para que se adapten a ello lo máximo posible, dentro de sus propios parámetros.

Las personas son distintas, incluso entre los padres suelen haber diferencias, y eso no es malo, es sólo la corroboración que en el mundo existen personas destinas, ni perores ni mejores, sólo diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguenos de cerca
fans
Seguidores
+1 0 fans