Bebé, ¿cómo quitarle mocos y flemas?

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

bebe con mocosTe enseñaremos a cómo quitarle la flema a tu bebé con unos procedimientos realmente eficaces. La salud de nuestros hijos es algo sumamente importante, estos siempre deben estar en un estado óptimo para que puedan disfrutar de una vida y un desarrollo pleno.
Cuando los bebés empiezan a acumular flema o mucosidad en sus pequeños pulmones tenemos que actuar de inmediato. El moquillo puede acarrear graves problemas en la salud del infante; muchas veces cuando esta se acumula en los bronquios puede generar dificultades a nivel respiratorio e, inclusive, podrían generarse enfermedades peligrosas como la bronquitis, la neumonía o disnea. Así pues, por estos motivos, una vez que hayas leído este artículo sabrás quitarle la flema a tu bebé con estos procedimientos. Ve por un papel y un lápiz y anota cada uno de los tips que te diremos en breve.

La flema, un problema común

Sí, este es un inconveniente habitual en los bebés. A pesar de que anteriormente te dijimos que cuando percibas que tu bebé tiene flema deberás actuar de inmediato, esto no tiene por qué desesperarte; la mayoría de los niños sufren este trastorno en la primera etapa de sus vidas. Así que abrígalo bien y llévalo para que el pediatra lo chequee.

Cuidado con los medicamentos

Para tratar con los problemas de la mucosidad no es necesario que el bebé consuma muchos fármacos, además, los mismos médicos pediatras no están de acuerdo con recetarle muchos medicamentos a los niños.
Esto se debe a que cuando se utilizan medicamentos estos rápidamente hacen que la flema se expulse; lo cual origina que las mucosidades se regeneren mucho más rápido. De forma nunca lograremos deshacernos de los mocos. Aquí tienes el primer consejo, anótalo: no mediques excesivamente a tu bebé.

El agua, una gran aliada

Cuando se trata de la flema el agua es un gran remedio que está al alcance de cualquiera de nosotros. Para disolver la mucosidad deberás darle mucha agua a tu bebé, el líquido moverá a los mocos y el niño los expulsará con normalidad. Dale tres o cuatro teteros de agua al día y este procedimiento le quitará la flema a tu bebé. Muy fácil.

Un entorno con humedad

Cuidado, cuando de flema se trata, el humo, o los ambientes extremadamente secos y abrasivos, pueden afectar al bebé ya que son capaces de desarrollar de manera más rápida las mucosidades y la fiebre puede venir conjuntamente con estas.
En este caso el agua será nuevamente una gran aliada, hay que ofrecerle a nuestro pequeño hijo un entorno húmedo que le ayude a disolver y expulsar la flema. Para lograr esto es recomendable comprar un vaporizador pero si no dispones de él puedes llenar el cuarto con varios recipientes de agua, de esta manera producirás vapor y la humedad invadirá la habitación. Cuando la habitación esté húmeda, deberás bañar a tu bebé cada día para impedir la formación de los hongos en su cuerpo.

Retira los moquitos de su nariz y ayúdale a respirar mejor

Para lograr este cometido, deberás retirar todos los mocos que tenga en su nariz con un pañito húmedo, así evitará cualquier tipo de irritación. Pon al bebé de ladito para que no ingiera las mucosidades, en esta posición le será mucho más fácil expulsar la flema. También puedes adquirir un aspirador nasal en la farmacia más cercana, esto le ayudará a despejar las vías respiratorias; el aspirador deberás aplicarlo solamente dos veces al día como máximo.

Asea la garganta del bebé constantemente

Esto suena complicado, pero realmente es muy fácil de hacer. Cuando el infante tose, la tos puede venir acompañada con flema, pero el niño la ingiere nuevamente porque no sabe expulsarla. Para limpiar su garganta solo tiene que envolver tu dedo índice con una gasa esterilizada y luego se la introduces poco a poco en la boca, de esta manera la mucosidad se adherirá a la gasa y te librarás de la flema para siempre con este procedimiento que no tiene complicación alguna.

La comida debe darse sin forzar al bebé

Muchas veces cuando el bebé tiene flema, puede venir acompañada con la falta de apetito; si este es tu caso lo que tendrás que hacer es no obligarlo a comer porque de seguro lo harás vomitar.
Para hacer que el bebé coma solo dale pequeñas comidas, ofrécele estos platillos de siete a ocho veces por día. Recuerda darle raciones muy pequeñas. Así el bebé comerá de manera menos forzada y la digestión será mucho mejor
Estos son los procedimientos para quitarle la flema a tu bebé, como habrás notado son muy fáciles de hacer y lo mejor de todo es que cada cosa que necesitas la tienes en casa. Recuerda llevar a tu hijo diariamente al pediatra, no le des paso a las enfermedades. Hasta la próxima y mucha suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Siguenos de cerca
fans
Seguidores
+1 0 fans